Obispo insta a crear pacto educativo nacional y orar por más vocaciones

2023-12-06 02:17:39 AM
Pedro Collar Noguera, obispo de Misiones, destacó que es urgente la capacitación de profesores, así como una mejor ejecución de los recursos disponibles y mejorar la formación de los jóvenes.

Un pacto educativo nacional y priorizar una formación integral que prepare a las nuevas generaciones, para acompañar y liderar el camino presente y futuro del país fue el pedido que ayer hizo monseñor Pedro Collar Noguera, obispo de San Juan Bautista Misiones.

Esto en el marco de la misa del séptimo día del novenario en honor a Tupãsy Caacupé, que tuvo como tema ‘‘Orar por las vocaciones consagradas y sacerdotes’’, en la que el eclesiástico pidió rezar a Dios para que siga llamando a hombres y mujeres a entregar sus vidas al servicio de su iglesia y ‘‘que la fidelidad y la perseverancia sean una constante en sus vidas y puedan cumplir con su vocación’’.

Collar reflexionó sobre desafíos que enfrenta la sociedad paraguaya, marcados por cambios vertiginosos y exponenciales. Dijo que el llamado a la vocación se da en un momento crucial de la vida social y eclesial, donde la juventud experimenta estos mismos cambios de manera intensa.

‘‘Los consagrados sacerdotes y jóvenes que ingresan al seminario no se hallan ajenos a la época, que también nuestro país experimenta, participando así en la dinámica mundial de la globalización. Este cambio es global y nos sobrepasa, implica un futuro incierto en el que las soluciones del pasado muchas veces ya no pueden tener lugar’’.

Relativismo. En su homilía, Collar abordó fenómenos contemporáneos, como el relativismo que al cerrarse a la verdad, también se cierra a Dios, generando un ‘‘libertinaje que corrompe’’.

El obispo subrayó la provisionalidad, el desarraigo, el miedo al riesgo, crisis de fidelidad y el cuestionamiento de los valores.

En cuanto a la crisis de la sociedad paraguaya, el obispo mencionó la cultura del descarte, describiéndola como una realidad que ve a la ‘‘persona humana’’ y su servicio como objetos desechables si no cumplen con ciertos criterios de producción. Esto, según Collar, distorsiona la visión de la persona y su dignidad.

‘‘Son bienes de consumo que pueden ser usados y tirados, esclavizados, incluidos o sometidos a desigualdad y falta de recursos y derechos’’.

Todos estos fenómenos afectan a la Iglesia, ya que está compuesta por cristianos que forman parte de la sociedad, impactando especialmente a los jóvenes, llamados al sacerdocio, y por eso, el obispo indicó la importancia de tener en cuenta la educación paraguaya, que tiene mucho que ofrecer y ayudar.

Cambios. Los principales desafíos –mencionó– siguen siendo la puesta en marcha de una nueva reforma educativa, la capacitación de profesores, una mejor ejecución de los recursos disponibles.

‘‘Al igual que la familia, la irrupción de la denominada ideología del género pone en riesgo un plan educativo con principios y valores e irrenunciables de nuestra Constitución Nacional, como la dimensión trascendental, la familia, la vida y la dignidad de las personas. Es imperante consensuar un pacto educativo nacional y priorizar una formación integral que prepare a las nuevas generaciones para acompañar y liderar el camino presente y futuro de nuestra patria’’, exhortó. /Úh/