05 de diciembre: Día Mundial del Suelo

2022-12-05 03:01:58 AM /
El 5 de diciembre se celebra el Día Mundial del Suelo para concienciar al mundo sobre la importancia de un suelo sano y luchar por la gestión sostenible de los recursos.

En definitiva, se busca incentivar en la población mundial una preocupación por el cuidado y uso que le damos al suelo en materia de agricultura y en todas nuestras interacciones con el recurso en general.

Origen del Día Mundial del Suelo

Fue la Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS) quien recomendó una jornada internacional para homenajear al suelo en el año 2002. Posteriormente Tailanda reiteró la propuesta y la FAO apoyó la creación del Día Mundial del Suelo en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo.

Finalmente fue en diciembre de 2013 cuando la propuesta fue aprobada por la Asamblea General de la ONU, y 2014 se convirtió en el primer año de esta celebración.

Lema 2022

El lema de la campaña del Día Mundial del Suelo para 2021 es: "Los suelos, origen de los alimentos". Se trata de concienciar sobre la importancia de los suelos en una alimentación saludable y óptima. Y es que en los últimos 70 años el nivel de nutrientes y vitaminas de los alimentos se ha reducido considerablemente. Gran parte de la población sufre deficiencias de micronutrientes, lo que se ha llamado "hambre oculta" porque si bien, no se trata de hambre como tal, es un peligro para la salud y es difícil de detectar.

Esta problemática se produce porque hay una degradación de los suelos. Por ello hay que velar por la salud de nuestros suelos porque ello incide directamente en una alimentación sana, rica y variada.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha preparado una web con materiales y recursos para que cualquier persona u organización pueda desarrollar la campaña y contribuir a la sensibilización.

La Tierra alberga un hábitat de más de dos millones de especies, producto de miles de millones de años de evolución. La mayor parte de esta biodiversidad está en el suelo, pero hasta ahora solo se ha identificado un 1% de las especies que viven bajo nuestros pies. Cada una de estas criaturas juega un papel clave en la cadena trófica y contribuyen a un delicado equilibrio en los ecosistemas naturales y agrícolas. De ahí la importancia de proteger esta biodiversidad.

¿Qué es la erosión de los suelos?

La erosión es la remoción de capas de la superficie por parte de fenómenos climáticos como el agua y el viento, pero también por parte del factor humano como la labranza intensiva o el uso de suelos fértiles para proyectos de construcción urbana.

En palabras sencillas, la erosión lo que provoca es un daño, que se puede revertir muy lentamente (aproximadamente en un período de mil años), en el suelo donde se cultivan los alimentos, haciendo que dichos suelos dejen de ser fértiles.

Lo peor del caso, es que la erosión acelerada de los suelos puede traer consecuencias verdaderamente desastrosas y si no actuamos ahora, se estima que para el año 2050 el 90% de los suelos que compone nuestro planeta estén degradados totalmente.

Principales actividades que producen la erosión acelerada de los suelos

Obviamente, existe una erosión natural, que la causa el mismo clima de la tierra, como por ejemplo la lluvia, el viento y las grandes sequias, pero este tipo de erosión no es la que debe ser frenada, sino la del uso inadecuado que los seres humanos le estamos haciendo al recurso del suelo.

Algunas de las actividades que deben cesar son:

Sobrepastoreo: Se produce cuando una cierta zona es deforestada continuamente por un grupo de animales que no permite la recuperación del área, lo que genera un deterioro del suelo y una falta de fertilidad a la larga. La mayoría de los criadores de ganado suelen rotar a la manada de área en área, para evitar está erosión, pero en la actualidad existen personas que practican malas gestiones agrícolas o sobre pueblan zonas en las que llevan a su ganado a comer.

La agricultura intensiva: En este caso se trata del uso continuado de los suelos para sembrar y así obtener la mayor cantidad de producción en un año. Antiguamente, los suelos podían descansar en los meses de otoño e invierno o en los periodos de mucha sequía, esperando la temporada de lluvias. Pero actualmente las empresas y los mercados en general, demandan una cierta cantidad de alimentos que ha propiciado el uso progresivo de los suelos, acarreando un desgaste del mismo, lo que acelera la erosión.

Deforestación: La tala progresiva de grandes extensiones de tierra, bien sea para producir bienes, crear carreteras o cualquier otro tipo de infraestructura civil, así como el crecimiento de las ciudades, están dejando inservibles grandes extensiones de tierra, que se pueden utilizar para generar alimentos para todas las personas que habitan el planeta.

¿Cómo la erosión de los suelos amenaza la seguridad alimentaria del mundo?

Restringe la capacidad de producción: Al haber menor cantidad de suelos nutritivos la producción agrícola se puede reducir hasta un 50% y los cultivos serán más pequeños y menos nutritivos para las personas.

Degrada el ecosistema: Si los suelos pierden su fertilidad, muchos animales y plantas dejarán de existir o se reducirán en número. Además, los suelos degradados terminarán por generar sedimentos que irán a parar a los embalses de los ríos obstruyéndolos.

Afecta al suministro de agua: Un suelo rico en minerales y fértil, también es un suelo con un alto porcentaje de agua en su interior, es por ello que los ríos no son absorbidos por la tierra. Pero si el suelo se erosiona y seca, consumirá esa agua excedente, propiciando menor cantidad de agua dulce disponible para los demás seres vivos.

El 5 de diciembre también se celebra el Día Internacional de los Voluntarios.  / efemérides /